Castillo de Segura de la Sierra

Clasificación (0 Votos)

Calle Castillo. 23379, Segura de la Sierra Cómo llegar

El castillo de Segura de la Sierra es uno de los enclaves más atractivos del Parque Natural por su mágico emplazamiento, coronando el alto cerro donde se asienta el pueblo y atrayendo como un imán la mirada desde que se entra en la comarca. Alberga el Espacio Temático del Territorio de Frontera. En sus estancias te sumergirás en la vida y la historia medievales y, desde sus almenas, podrás contemplar en toda su amplitud dos mundos que se entrelazan de manera fecunda: los pueblos y olivares de las zonas bajas y los grandes bosques de las montañas circundantes, presididas por El Yelmo.

 

Información

Horario

Verano 11.00 - 14.00 h / 17.00 - 20.00 / lunes cerrado.

Invierno 11.0 0- 14.00 h / 16.00-20.00 / lunes y martes cerrado.

Puentes, festivos de ámbito nacional, Semana Santa y Navidad, abierto (25 de diciembre y 1 de enero cerrado).

La fortaleza de Segura de la Sierra, construida por los almohades sobre los restos de una vetusta atalaya de época romana, fue conquistada por los cristianos a mediados del siglo XIII. Fue profundamente transformado por la Orden de Santiago, que situó en él el centro de la Encomienda de Castilla, y que llegó a ser residencia del Gran Maestre de la Orden de Santiago en el último cuarto del siglo XV.

Fue el eje de una de las entidades territoriales y jurisdiccionales más importantes de Castilla en el transcurso de los siglos XIII al XV por su privilegiado enclave fronterizo, territorio de frontera natural y cultural, entre las culturas musulmana y cristiana. En Segura vivió desde que era niño el poeta Jorge Manrique -su padre, Don Rodrigo de Manrique, fue comendador de Segura- y aquí escribió buena parte de su obra. Este pueblo fue también lugar de inspiración para Francisco de Quevedo, del que cuentan incluso mantuvo un amancebamiento con una joven. La visita al castillo incluye la Torre de Entrada, el Patio de Armas, los Baños árabes, la Torre del Homenaje, la Capilla, el Aljibe, el Refectorio y los Adarves

Te sugerimos…

  • Escuchar detenidamente el impresionante monólogo de don Rodrigo Manrique –o, mejor dicho, de su sombra.
  • Recorrer tranquilamente todo el contorno del cerro del castillo, donde verás ver restos de antiguas murallas y edificaciones como la Torre de Góntar, el Pozo de la Nieve y la Torre del Agua, además de gozar de excelentes vistas en todo momento.
  • Pasear por el entorno del castillo con las primeras y las últimas horas del día, ya que en esos momentos es frecuente ver cabras monteses.

Te recomendamos